888-999-1234 john@attorney.com
Seleccionar página

Seguros de hogar para segunda vivienda: Todo lo que debes saber

Lo más común es que las personas se interesen en un seguro de hogar para la casa que van a habitar de forma permanente, analizando las distintas coberturas de los seguros de hogar para poder conseguir una póliza que cumpla con sus necesidades y expectativas.

La póliza de la primera residencia suele ser muy completa y la mayoría de la gente no escatima con el precio de la misma, sin embargo, el escenario suele cambiar cuando las personas analizan la profundidad de la cobertura que necesitan para su segunda vivienda. En este caso, uno de los puntos más importantes a tener en cuenta es el destino en el que se comprará la segunda vivienda.

Cómo elegir correctamente el seguro de hogar para segunda vivienda

Las necesidades del seguro de segunda vivienda dependerán del destino de la vivienda, es decir, mientras que coberturas como daños por agua, daños eléctricos, daños por condiciones climatológicas o robos son básicas e importantes, las extensiones de servicios o coberturas de contenido pueden no ser tan importantes o necesarias en algunos casos.

Una segunda vivienda o vivienda de temporada es aquella que permanece al menos 3 meses al año deshabitada. Los casos más comunes son los apartamentos de playa, las casas familiares en pueblo familiar, las casas que suelen usarse solo en vacaciones o durante los fines de semana.

Para elegir correctamente un seguro de hogar, es importante tener en cuenta el tiempo que la vivienda permanece sola, el uso que se le da a la casa, el valor de la casa y el valor de los muebles o electrodomésticos que tenga.

La razón por la que es tan importante tener esos puntos en cuenta es porque puede ser que el seguro de la segunda vivienda no se parezca en nada al seguro de la primera. Muchas personas no lo tienen en cuenta y suelen cometer errores al momento de contratar la póliza.

Generalmente, cuando se trata de una segunda vivienda familiar que se usa en el tiempo libre o en vacaciones, lo mejor suele ser un seguro básico, aquellos que incluyen las coberturas básicas de hogar.

Teniendo eso en cuenta, es posible comenzar a añadir coberturas extra dependiendo de la ubicación de la casa y los distintos riesgos que su entorno represente. Por ejemplo, si la zona en la que se encuentra la casa ha experimentado un aumento en los robos a casas, entonces ampliar la cobertura de robo puede ser de gran utilidad.

Otro aspecto que se debe de tener en cuenta es que, en muchos casos, si te interesas por contratar un segundo seguro de hogar con la misma aseguradora con la que tienes el seguro de la primera casa es posible que ofrezcan algún tipo de descuento en la segunda cobertura. Pero debes tener en cuenta que la duplicidad de coberturas no siempre es la mejor opción.

Seguros de hogar para viviendas deshabitadas o alquiladas

En el caso de las viviendas alquiladas, si se renta amueblada es importante que el seguro cobra todos los muebles de la casa. Si los muebles no son del propietario de la casa entonces se pueden buscar otro tipo de coberturas.

Si la casa se encuentra deshabitada, entonces los seguros pueden ser más complejos, especialmente si no se usa con fines residenciales o sólo si se usa de forma puntual. En este caso se deben de analizar las coberturas que puedan evitar problemas a terceros y el seguro de cobertura básica sigue siendo la opción más llamativa.