888-999-1234 john@attorney.com
Seleccionar página

¿Para qué sirve el seguro de Comunidades de Vecinos?

Es normal que cuando se presente un siniestro en un edificio las comunidades de vecinos pasen situaciones de incertidumbre. Desde goteras en la terraza, avería en la caldera o daños en el ascensor, todos esos escenarios que provocan que las comunidades no aseguradas tendrán que cubrir una gran cantidad para poder pagar los desperfectos o averías que se presenten.

En la mayoría de los casos los daños que se presentan son imprevistos, por lo que no todos los inquilinos suelen tener la solvencia necesaria en ese determinado momento para poder afrontar la elevada suma de dinero que se requiera para las reparaciones. Este tipo de problemas suelen derivar en discusiones y conflictos entre las partes interesadas.

Para evitar esos problemas el seguro de Comunidades de Vecinos es obligatorio en gran parte de las Comunidades Autónomas. Los propietarios suelen contratar estos seguros para que la comunidad pueda evitar estas situaciones de tensión en las reuniones vecinales y que las personas que formen parte de la comunidad de vecinos no tengan que pagar grandes cantidades de dinero por cada siniestro que se presente. Ya que con el seguro la aseguradora es la que se encarga de cubrir los gastos o gran parte de ellos.

En la actualidad hay alrededor de 743.000 edificios asegurados. Asimismo, todas las aseguradoras han atendido siniestros de hasta 372 millones de euros en total, según las cifras reveladas por la Asociación Empresarial del Seguro.

¿Qué coberturas ofrece el seguro de Comunidades de Vecinos?

Al igual que en cualquier otro seguro, los riesgos que se cubren dependerán de la póliza que se contrate en el seguro de Comunidad de Vecinos y de la compañía con la que se contrate el seguro. Sin embargo, las coberturas generales suelen ser las siguientes:

Cobertura de Responsabilidad Civil

Este tipo de pólizas suelen incluir cobertura de Responsabilidad Civil para poder indemnizar a los vecinos y a los terceros que puedan sufrir por un desperfecto en el edificio. Es decir, si se desprendiera una parte de la cornisa del edificio y lastimará a alguien, la póliza se encarga de la compensación por todos los daños que se le hayan causado a la persona.

Asimismo, la póliza también se encarga de proteger al resto de los propietarios contra los daños que puedan sufrir dentro del edificio, aunque no son considerados como terceros dentro de esta póliza.

Cobertura de daños materiales

La cobertura de daños materiales suele ser una de las coberturas que siempre están presentes en este tipo de seguros, aunque siempre es necesario verificarlo.

Esta cobertura se encarga de cubrir todos los daños que se ocasionen en el edificio. Es decir, por lo general se encarga de cubrir el gasto de los desperfectos que se provoquen por una rotura de cristales, incendios, explosiones, daños por agua, fugas de gas o de agua y atascos en las cañerías.

Cobertura de robo

La cobertura de robo es la que se encarga de cubrir a los propietarios y a los vecinos frente a las pérdidas que se generen por un robo o un hurto. En la mayoría de los casos también incluye la sustitución de cerraduras y llaves, así como de los efectos personales que hayan sido robados.

Cobertura de accidente de empleados

En los casos en la que las comunidades de vecinos tengan contratados empelados que se encarguen de realizar ciertas tareas de seguridad, mantenimiento o limpieza, es posible contratar coberturas adicionales para protegerlos. Por lo general estas pólizas se encargan de cubrir los gastos sanitarios e indemnizaciones que puedan producir la invalidez o el fallecimiento de un trabajador. También proporciona los gastos de asistencia médica o desplazamientos.